Cargando, por favor espere...

Cómo consevar la carne

Cómo conservar la carne

Antes de que la compres…

Para la comercialización de la carne es fundamental respetar un período mínimo de maduración para garantizar que esté tierna y jugosa cuando llega a tu paladar. Este tiempo de maduración suele durar entre cuatro a siete días en cámara frigorífica desde el sacrificio de la res.

En nuestras cámaras frigoríficas el producto se mantiene en estado óptimo de conservación entre 1º y 3ºC. Así, utilizando el envasado al vacío en los productos que comercializamos aseguramos que se conservan todas sus propiedades, además de ser un método de conservación higiénico y limpio.

Tanto en nuestras instalaciones como en tu casa el producto debe estar envasado, así se consevará entre 10 y 15 días. Debes tener siempre en cuenta que al quitarlo del envase la carne tendrá un color más oscuro debido a la ausencía de oxígeno. Retomará su color habitual si la dejas airear en un recipiente unos treinta minutos. Para mayores precauciones, es recomendable dejarla dentro de la nevera durante dicho proceso.

 … y una vez en tu casa

Debes guardar la carne en la zona más fría del frigorífico y apartada de los otros alimentos. Puedes utilizar un recipiente hermético o dejarla envasada, sin más. Si la carne está sin envasar se conservará entre cuatro y cinco días si son filetes o piezas de guisar, estofar, costilletas… Pero, y esto es importante, recuerda que la carne picada no aguanta más de 24 horas a partir del momento de la compra, por lo que debes cocinarla cuanto antes.