Cargando, por favor espere...

Codillo con patatas al romero

Publicado por el

Como ya sabéis porque hemos publicado más recetas suyas, nos encanta la cocina de Pakus que publica en Directo al Paladar. Hoy queremos compartir con vosotros esta receta de Codillo con patatas al romero que está deliciosa.

Ingredientes para 4 personas

2 codillos de cerdo frescos, podéis comprarlo aquí

4 patatas, 

100 ml. de caldo casero de carne, 

romero, 

tomillo, 

aceite de oliva virgen extra, 

sal y pimienta.

Preparación 

Comenzamos troceando las patatas, en porciones irregulares, y tras sazonarlas las colocamos directamente sobre la bandeja del horno donde cocinaremos el codillo. Añadimos un hilillo de aceite de oliva, y espolvoreamos con hierbas aromáticas. En esta ocasión utilicé romero en polvo y unas hojitas de tomillo salsero.

Tomamos las piezas de codillo de cerdo y retiramos la piel y la grasa para “aligerarlos” de calorías, y salpimentamos. Colocamos las dos piezas en la misma bandeja, sobre la cama de patatas y añadimos el caldo de carne, regando la carne. Precalentamos el horno y cuando esté a 170º, introducimos la bandeja.

Las patatas se irán asando con el calor del horno y a la vez irán absorbiendo el caldo, mezclándose el proceso de cocción y asado, con lo que el resultado será de una melosidad espectacular. Por su parte, el codillo irá menguando y soltando parte de su sabor a la salsa, que poco a poco irá condensándose y espesando. Conviene ir regando con la salsa de cuando en cuando, tanto la carne como las patatas para evitar que se resequen en exceso. 

Cuando la carne esté bien dorada y el hueso se vea desprendido como en las fotos, nuestro plato estará listo para llevar a la mesa. Aproximadamente habrá estado en el horno durante 1 hora, pero depende de cada horno. Las patatas, estarán hechas a fuego lento y habrán recogido todos los sabores. La combinación de carne y patatas es una auténtica delicia.

Lo mejor de esta receta de codillo asado con patatas al romero, además de su sencillez y excelente sabor, es que no manchamos nada más que la bandeja del horno. A la hora de servir, cada codillo da para dos personas, con la guarnición de patatas y un poco de salsa. Aunque al cocinarlo, no parezca que es mucha cantidad, cunde bastante, pues esta carne y más con las patatas, produce gran efecto saciante.

Bo proveito!